Depresion Mi Hijo

ABC entrevista nuestra compañera, Verónica Corsini, acerca del aburrimiento en los niños y qué hacer como padres frente a estas situaciones. Durante la entrevista surgieron preguntas como¿Es necesario que los niños se aburran? ¿Qué hay detrás del aburrimiento? ¿Puede el aburrimiento confundirse con otras emociones? ¿Qué papel juega el aburrimiento en los procesos psíquicos?¿Hay alguna relación entre el aburrimiento y el famoso TDAH?

Como bien apuntaba en la entrevista nuestra compañera Verónica, el aburrimiento forma parte de la vida tanto de niños como de adultos. Vivimos en una sociedad que tolera mal el aburrimiento y promueve la permanente actividad y las emociones positivas teniendo esto como consecuencia un alto grado de excitación del que cuesta mucho en un momento dado desprenderse. ¿Por qué nos extrañamos entonces de que los niños se muestren inquietos en las aulas y de que no puedan prestar atención?

Prestar atención requiere de un estado de calma y “vacío” psíquico que promoverá el deseo de ser rellenado con algún estimulo. Así pues podríamos afirmar que: solo el niño aburrido es capaz de crear algo nuevo con lo que entretenerse, por lo tanto la creatividad aparece únicamente frente a la ausencia, frente a la necesidad. ¿Es entonces bueno que los niños se aburran? Si. Efectivamente, es bueno que los niños (y los adultos) se aburran, para que así en ese tiempo de tranquilidad y vacío puedan pensar, construir, fantasear, crear…

A día de hoy escuchamos en consulta a personas (niños, adolescentes y adultos) que utilizan la palabra aburrimiento cuando a lo que hacen referencia es a que están tristes, a que se sienten vacíos, deprimidos. ¿Por qué ocurre esto? Consideramos que el ritmo de vida que llevamos es demasiado acelerado. Si pensamos en muchos niños ya desde muy pequeños están sometidos en muchos casos a ocho horas de escuela, actividades extraescolares, deberes, apoyos, y un largo etc. Parece que cuando el ritmo desciende se produce una caída en picado de la excitación en la que vivimos y esto se confunde con estar deprimido

España es uno de los países de Europa donde más tiempo pasan los niños en la escuela y haciendo deberes, y que por el contrario obtiene un menor rendimiento y una mayor tasa de fracaso escolar. ¿Qué está ocurriendo?

En muchas ocasiones nos encontramos que cuando les proporcionamos tiempo libre a los niños y adolescentes de hoy día dicen que no saben que hacer con él, que se aburren. Cuando les preguntamos que quieren por su cumpleaños tampoco saben que responder, ya lo tienen todo. ¿Qué está pasando a día de hoy donde parece que “tenerlo todo” es igual a sentirse vacío y aburrido? ¿Tal vez no está el deseo siendo matado con tanto exceso? Solo podemos sentir hambre y disponernos a cocinar cuando no hay nada en el estómago y surge entonces el deseo de comer.

¿Qué les pasa a los niños de hoy que no tienen hambre de juego, hambre de libros, hambre de saber?

Les dejamos les artículo para saber más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *