Arte como destrucción, reconstrucción o elaboración del psiquismo

Desde Psyquia vemos la importancia de la relación entre el Arte y lo psíquico. Por ello, queremos poner de relieve la vida y la relación con el arte en la artista Louise Bourgeois, ya que está muy orientada a la resolución de conflictos infantiles: Louise Joséphine Bourgeois (París 25 de diciembre de 1911 – 31 de mayo de 2010 Nueva York).

Forma parte de las artistas más importantes del Arte contemporáneo. Su escultura arácnida más grande se titula Maman (Madre en Francés) y ha sido exhibida en numerosos lugares alrededor del mundo, con una altura de más de 9 metros de altura. Un Otro gigante que puede trasladarse a distintos espacios sin dejar de ser madre.

Su padre, Louis Bourgeois era un hombre mujeriego que tenía un taller de tapices y su madre Josephine Fauriaux aunque estaba al tanto de la infidelidad, le fue más fácil ignorarlo mientras entretejía los tapices para su marido. ¿Que teje esta madre? Louise era consciente de esta situación desde muy pequeña y la anotaba en sus diarios. De lo que no era consciente es de la posición en la que ella se colocaba en este entramado de relaciones. En declaraciones de la artista, esta cuenta como a pesar de intentarlo, nunca pudo cumplir con las expectativas de su padre. Era la tercera de 3 hijos y su padre deseaba un varón, no es de extrañar que además del apellido, lleve el nombre de su padre. En 1930, Louise entró en la universidad de la Sorbonne a estudiar matemáticas y geometría, en busca de una estabilidad: la única manera en la que yo obtenía paz mental era mediante el estudio de leyes que nadie podía cambiar. Pero su madre murió en 1932 y este suceso la inspiró a dejar las matemáticas y comenzar a estudiar arte. Es aquí donde empezará su recorrido a través de ella misma.

La Araña es una oda a mi madre. Ella era mi mejor amiga. Como una araña, mi madre era tejerdora. Mi familia estaba en el negocio de restauración de tapices, y mi madre estaba a cargo del taller. Igual que las arañas, mi madre era muy astuta. Las arañas son presencias agradables que comen mosquitos. Sabemos que los mosquitos esparcen enfermedades y por lo tanto, no son bienvenidos. Entonces, las arañas son proactivas y de mucha ayuda, justo como lo era mi madre.

El valor de la obra está en que el artista crea sensaciones, emociones, cambio psíquico y cultural. Es la eficacia transfiguradora de la obra la que transforma al ser humano y este es el gran efecto del arte. Algo se mueve en el caminante cuando atraviesa la escultura y es a través de las sensaciones de los sentidos donde algo queda transformado en el psiquismo.

No soy lo que soy, soy lo que hago con mis manos.

Freud dice en El malestar en la cultura que es necesario poner fin a la necesidad la deidad de un ídolo para poder alcanzar la libertad. Esto es a su vez repetir la muerte del padre, como tratará de hacer la artista a lo largo de vida.

De niña, me daba mucho miedo cuando en la mesa del comedor mi padre no dejaba de alardear, se jactaba una y otra vez de sus logros. Y cuanto más grande pretendía volver su figura, más insignificantes nos sentíamos sus hijos. Mi fantasía era: lo agarrábamos con mis hermanos, lo poníamos sobre la mesa, lo troceábamos y lo devorábamos…

En su obra «Destrucción del padre/ reconstrucción del padre: escritos y entrevistas (1923-1997), Bourgeois realiza un paseo autobiográfico por la necesidad que ha tenido de destruir a su padre interno para así poder reconstruirse uno propio. Esto lo plasma en sus obras de arte que pasan a formar parte de este proceso interno. Bourgeois, consigue hallar la sublimación frente a un odio irrefrenable por su padre a través del arte.

“Mi padre se jactaba de lo bueno y maravilloso que es. Frente a la ira que esto me causaba, una vez cogí un pedazo de pan blanco, lo mezclé con saliva y moldeé una figura de mi padre. Cuando estaba hecha la figura empecé a amputarle los miembros con un cuchillo.

Por otro lado, una niña necesitará comprobar el lugar que tiene para el padre. Tiene que buscarse un lugar y un nombre propio más allá del nombre del padre (Louis-e). ¿Cómo tener un-nombre sin ser un-hombre? En esa comprobación parece que Louise prosigue un camino en búsqueda de la feminidad ¿Que es ser una mujer?

Una mujer no tiene lugar como artista hasta que prueba una y otra vezque no será eliminada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *