Holy Smoke Espejo

Con esta última entrega terminamos el análisis de Holy Somoke. A partir de ahora se acabó la terapia. Empieza una extraña relación amorosa. PJ va perdiendo su seguridad, está inquieto, cada vez se ve más unido a ella y nota su enamoramiento. Al principio se quiere engañar: “ Intentaba consolarte” le dice a ella como explicación al encuentro sexual. Esta es una frase interesante ya que nos convoca a hablar de la sexualidad humana y lo mezclada que está en todos los avatares de nuestra vida.

E. Colombo (1999) nos dice: Ahora bien, ¿cómo entra la sexualidad en la red de la significación o de la intencionalidad humana? El deseo, y el deseo sexual en particular, la libido psíquica [recordemos la frase ya citada del Manuscrito E de Freud] contendrá la fuerza, la dinámica, el movimiento inscripto en la organización del escenario fantasmático.

Un escenario que mezclará sexualidad, deseo y por qué no, también de agresividad, agresividad que sufriremos o que haremos sufrir. Esto es lo que acontecerá en las siguientes escenas de la película.

La siguiente noche quedan con familiares de Ruth y van a un Pub, es una parte de la terapia donde se ve si el paciente ha conseguido un nivel de autonomía como efecto terapéutico. Ruth empieza a beber, flirtea con hombres, incluso tiene un encuentro homosexual. PJ se siente furioso, ella le mira, le pone a prueba, sale del Pub con dos hombres, en un callejón empiezan ciertos tocamientos los tres. PJ sale violentamente y se pega con los chicos. Después, vuelven los dos a la cabaña, hablan de la noche anterior y empiezan reproches múltiples de uno hacia el otro. Pero él se siente muy herido en su amor propio. La escena termina cuando vuelven a mantener relaciones sexuales.

E. Colombo (1999) nos muestra lo siguiente:El erotismo es la sexualidad humana liberada de todo proyecto de reproducción, de toda genitalidad obligatoria, él hace que el gozo sea independiente de toda función biológica y lo autonomiza de tal manera que todo placer, ya sea comiendo, bebiendo o trabajando hará surgir la sospecha de un erotismo oculto. Pero, si la sexualidad erótica evoca algo más que el simple deseo del otro es porque ella contiene un deseo sexual exacerbado por la muerte, atormentado por la prohibición.

Atormentado por la prohibición. Si hay una prohibición capital en una terapia es a imposibilidad de una relación sexual entre terapeuta y paciente. Creo que algo de esto se expresa en estas últimas escenas. Comienza una relación tormentosa, extraña, con cambios de papeles en la pareja.

Bergmann, M (1987) habla de las relaciones pasionales y nos dice:He notado que el preciso momento en que esta pasión sorprendente aparece en la vida del paciente coincide con la necesidad de llevar a cabo una tarea emocional nueva y necesaria. Ésta podría tratarse de la necesidad de lograr mayor autonomía o autoridad; realizar el duelo de una pérdida importante”.

En este interesante artículo nos habla de qué están hechas estas relaciones, nos describe lo siguiente:

1. Circunstancias emocionales desorientadoras crean un campo fértil a la idealización del amante lo que impide una temprana evaluación objetiva y crítica. Desde el comienzo, la relación parece ofrecer un dichoso, aunque precario, sentido de integración del self, que también restringe el juicio o insight del individuo.

2. La nueva conexión presenta una familiaridad resonante e incitante acompañada por un intenso sentimiento de bienestar. Esta distintiva cualidad somática, resulta en una atracción sexual que desafía todo otro saber. El anhelo físico por este abrazo recuerda el dolor del hambre, tan intensa es esa ansia emocional. En contraste con otras relaciones amorosas en las que el deseo puede variar en intensidad esta atracción permanece constantemente apremiante. Este carácter perentorio parece relacionado a la incapacidad de modular la idealización.

3. Cualquier intento de re-valuación de la relación amorosa o del amante parece amenazar la autoestima del paciente y poner en riesgo el significado de la vida también.

4. Estos peligros parecen indicar que la calidad pasional del vínculo establecido está basada en una necesidad de reparar, a través de una unión integradora, una debilitada organización del self. Tal es la dependencia en la presencia de este Otro que si la desilusión irrumpe, el sentido de integración del self sufre un severo y riesgoso golpe.

Este último punto me parece clave para lo que en este tramo final de la película se nos empieza a narrar. Es la dependencia del otro lo que llevó a Ruth a buscar el cuerpo de PJ y es esa dependencia o necesidad de apego, como se quiera describir, lo que trastocará la máscara narcisista con la que PJ vive, por eso, para él, sentirse enamorado es sentirse herido, dependiente y ve como Ruth, el objeto amado en este momento, puede controlarle. Con el paso de las horas, cuanta más autoestima Ruth tiene por sí misma, más ataca a PJ , es como si sólo pudiera crecer en su propia identidad al privar la de PJ.

Aparece el odio: Como si se tornaran los papeles, el débil se vuelve fuerte, el que transmite seguridad se le ve perdido y en todo esto empieza a surgir un fondo de agresividad que poco a poco se irámostrando. Ella se siente el objeto de deseo de él y es cuando puede ver su debilidad, que es humano, que PJ necesita amar, ser amado. que necesita su cuerpo y está en falta. Ruth disfruta y a la vez le atormenta ver la castración en el hombre:

– “Acuéstate con mujeres de tu edad” le reprocha.”Yo quiero un hombre joven”.

– “Tengo la mujer perfecta para ti”.

Entonces ella le pinta y le pone ropa de mujer.

Le muestra todo el odio acumulado de estos días.

Lichtenberg (2001) dice: “El odio rencoroso y vengativo mantiene una relación similar respecto al odio como el amor romántico respecto al afecto() La estimación de la relación en el ya que él me ha dañado yo quiero mi venganza” requiere de la captación de causalidad y del concepto de asignación de culpa…”.

Es como si Ruth se diera cuenta que en todo esto el culpable ha sido PJ, que le llevó a la situación desesperante de la terapia, le indujo con su indefensión a las relaciones sexuales y a sentir amor hacia él, algo que ella no quería.

 Yo también fui joven y atractivo” responde PJ con tono desesperado. –Soy un viejo verde” termina él diciendo.

Y yo que soy” responde Ruth

PJ en su debilidad crea otra escena clave de la película: Él la lleva a mirarse a un espejo y PJ escribe las palabras de forma invertida «Be Kind» en la frente de Ruth, , por lo que se puede leer en el espejo. “ Se amable” en esa situación es como pedir que no te hieran. Hay una angustia ante la posible pérdida del amor y creo que es también una forma de pedir perdón.¿Sería la respuesta de apego que demanda PJ?Cuando ve esto, se rompe Ruth, la única cosa que ella teme por encima de todo está la idea de que ella no es una buena persona.

 “ ¿Qué ocurre no lo soy?

¿Por qué no has escrito cruel?

Compungida, reflexiona: – A pesar de mis fuertes sentimientos no tengo corazón

Nadie puede acercarse a mí … ¿Estás seguro de que te gusto?

Se da algo parecido a lo que se da en la fase del espejo de Lacan: El esquema corporal rige nuestra construcción de nosotros mismos. Ruth no puede verse si no es a través de lo que el Otro le dice. Ella es a través del Otro y al verse separada como individuo único aparece el sentimiento vergonzoso en Ruth al confrontarse con lo que no es. Lo imaginario se representa en la identidad y la semejanza. lo dual como formado del YO: Entre los 6 meses y los 8 el niño se reconoce en el espejo y lo concibe con gran júbilo. No percibe su cuerpo como una totalidad ya que no tiene control motor y se percibe como fragmentos de cuerpo. De pronto se percibe unificado, se identifica con esa imagen y por ello dice YO y puede unificar su identidad. Para Lacan esta es la relación imaginaria que nos introduce en una línea de ficción: Es un proceso de identificación con una imagen. Se forma el Yo cuando se identifica con una imagen de un otro que no soy yo. Es un espejismo de una totalidad. El niño sabe que no es la realidad “Soy aquello que yo no soy”.

Lichtenberg (2001) nos dice: “El estado afectivo de vergüenza baja la autoestima y transforma situaciones ordinarias en fuente de aversión. El odio rencoroso y vengativo se transforma en una vía para apartar la impotencia que conlleva la vergüenza. La paradoja es que mientras que la búsqueda secreta del odiar puede, de forma exitosa, evitar el impacto de la vergüenza que surge de cualquier fuente como la envidia, el miedo, o el autodesprecio, la revelación a otros de la magnitud de la malignidad de la persona que odia y el deseo de venganza puede volver a desencadenar una vergüenza intensa. El potencial para una respuesta caracterizada por un estado de vergüenza debe ser también considerado.

La violencia como forma de separación: La siguiente mañana ella intenta irse de la cabaña:

 “Todo está mal, me avergüenzo..

A mi me ha gustado” responde PJ todavía travestido y con la pintura corrida.

Se adentran por el desierto, discuten, él la pide en matrimonio

estás loco” responde Ruth.

Entonces él la golpea en la cara y la deja sinsentido.

Graciela Abelin-Sas (2004) llama enlaces pasionales malignos a las separaciones intolerables. La violencia con la que responde PJ al intento de huida de Ruth creo que encaja en lo que nos quiere explicar la autora en su artículo: “En un bellísimo artículo sobre la naturaleza del amor apasionado, Viederman (1988) describe que uno de los aspectos más pujantes de una nueva relación apasionada es la formación de un nuevo sentido del self, incluso de una nueva constelación self-objeto. Inicia así el tema del amor como capaz de suscitar progreso y expansión. Propone Viederman que en el abrazo amoroso, representaciones ideales del self nunca antes logradas, tales comorepresentaciones ideales que podrían tener su origen en deseos infantiles de éxito omnipotente en rivalidades fraternas o edípicas, asícomo deseos de posesión total del objeto de amor…” producen estados de ánimo cercanos a la plena satisfacción del yo ideal, a lo sublime. En mi parecer esa calidad sublime de la nueva experiencia tiene el potencial de alejarnos de la repetición traumática hacia un estado del self nuevo y deseado.

Una nueva forma de encontrarse consigo mismo, eso le supuso el enamoramiento a PJ. Su pérdida puede llevar a la violencia o al delirio que es lo que le ocurre. Después de una serie de escenas rocambolescas PJ tumbado en la tierra empieza a tener alucinaciones, ve a una diosa hindú con la cara de Ruth, en ese momento se desmaya.

Pareciera ser el símbolo de su necesidad de apego. Ya Ruth es una diosa, no es mortal. La dotó de tanto poder que es otra cosa. Ya no es mujer es mucho más.

Ella en una furgoneta es llevada por miembros de su familia a un lugar seguro. Hablan de cómo pudieron confiar en PJ, en lo que había hecho, Ruth mira hacia atrás y ve el estado lamentable en que se encuentra PJ. Decide ir con él atrás y abrazarle.

Un año después, Ruth le escribe un email. Su padre se fugó con su secretaria y ella vive con su madre en la India cuidando animales en una clínica veterinaria. Dice que tiene un novio indio muy celoso de PJ. Se sincera de la siguiente manera:

 “ No se por qué te quiero pero lo hago a distancia… algo pasó entre nosotros realmente

¿No es cierto?

PJ va por su segunda novela que trata de un hombre que conoce a suángel vengador. Tiene 2 gemelos, su mujer le perdonó y le cuidó. Es decir, le ayudó hacer un duelo por el amor hacia Ruth. Respondiendo a Ruth dice:

 “Si, pasó algo, porque casi me mata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *