Amor y Muerte. Eros y Thanatos

Ebo Taylor, figura importante en la escena musical de Ghana, compuso esta canción titulada “LOVE AND DEATH” después de reflexionar acerca de la relación entre estas dos fuerzas.

Desde Psyquia queremos pensar acerca de la relación existente entre el Amor y la Muerte. A simple vista podríamos pensar que son dos opuestos o que no guardan relación, pero como veremos, ambos son las dos caras de una misma moneda.

Son muchos los autores que han abordado este tema. El primero en exponer su pensamiento fue Sigmund Freud, el cual utilizó los nombres de Eros y Thanatos para referirse a los instintos más básicos que actúan en el hombre.

Eros, dios del Amor, es el instinto de vida que trata de mantener la integridad de todo lo animado. Thanatos, Dios de la muerte, se refiere a la pulsión de autodestrucción con la intención de que el organismo vuelva a un estado inanimado.

Siguiendo la lógica paradójica entendemos como entre estas dos pulsiones existe un constante conflicto. Ese conflicto, que se da desde que nacemos y en todos los seres humanos, son las dos fuerzas más grandes de la vida. ¿Cómo convivimos con ello?

Cuando nos amamos, ponemos toda o parte de la libido en el Objeto amado. Desde esta perspectiva podemos pensar que una parte de nosotros “muere” en favor del amor, en favor del otro. ¿Qué ocurriría si en el caso contrario la libido invistiese al Yo de un modo absoluto? Podríamos pensar que ese Yo se llena de vida, pero ocurre lo contrario, enfermamos. Entonces ¿Cómo mantener un cierto equilibrio? Como dice Freud en Introducción al narcisismo  Un fuerte egoísmo preserva de enfermar, pero al final uno tiene que empezar a amar para no caer enfermo, y por fuerza enfermará si a consecuencia de una frustración no puede amar”. Parece ser que el amar nos salva de enfermar.

¿Qué ocurriría entonces cuando un ser amado muere? En este caso podríamos hablar del Duelo. Ese proceso es la vía por la cual el sujeto que ama tiene que atravesar. Ya no puede investir a la persona amada y todo revierte en el Yo ¿Por qué? Porque no aparece como sujeto físico ¿Y por ello desaparece el amor? Hoy en día y más en nuestra sociedad la Muerte es algo de lo que nos alejamos, tratamos de apartarnos y de vivir con una cierta omnipotencia para no sentirnos castrados. Pero la muerte siempre está presente entre nosotros.

No tenemos respuestas a muchas preguntas que nos surgen. Tratamos de agarrarnos a creencias para poder así sostenernos. Escuchamos los consejos de amigos y familiares “Esto te hará más fuerte”, “Está en un lugar mejor”, “murió porque era su hora”… Podríamos agarrarnos a estas respuestas y acogerlas como certezas. Pero, ¿por qué no dejar ciertas preguntas sin responder? Resulta mucho más difícil, es cierto.

¿Cómo podemos lidiar entonces con la muerte sin agarrarnos a certezas? El amor es nuestra única respuesta. El amor trasciende a lo físico, a la propia muerte. Cuando muere un ser amado, no muere el amor.

Bibliografía.
Introducción al Narcisismo. S. Freud OC. Vol XIV Amorrortu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *