Niños y Adolescentes

Los niños hablan con el cuerpo. Es la manera que tienen de comunicar lo que les pasa y de elaborar su mundo interior. Dicho mundo, necesita pasar por una elaboración para ir tramitando todos aquellos hitos madurativos por los que tiene que pasar El Niño. Será a través del juego donde cada niño podrá representar todo aquello que le angustia, preocupa, satisface… y así poder tramitarlo. Por este motivo, la psicoterapia con niños se realiza mediante el juego y el dibujo, dotando de sentido con palabras lo que están descargando con el cuerpo. Dependiendo de la edad del niño, será necesaria la presencia de uno de ambos padres.

Los adolescentes, a pesar de poder comunicarse verbalmente, también actúan desde el propio cuerpo. Están en una etapa de despliegue cerebral, emocional, psíquico… y por ello necesitan poder elaborar con palabras todas esas sensaciones e ideas que se les pasa por la cabeza y por el cuerpo. Por este motivo la psicoterapia se centrará en ayudarle a poder pensar sus conflictos de un modo más adecuado, enfrentándose a ellos con otras herramientas que les permitan transitar por esta etapa de la mejor manera posible.

La evaluación se llevará a cabo mediante unas entrevistas a los padres para conocer la dinámica familiar y saber que niño viene a la consulta y posteriormente una evaluación del niño. La duración de la evaluación será de unas 4 entrevistas con los padres y unas 4-6 sesiones con el niño para posteriormente realizar una o dos sesiones de devolución, tanto a los padres como al niño. En el caso de chicos más mayores, las entrevistas con los padres dependerán de los años que tenga el adolescente y en caso de mayoría de edad, de la aceptación de este.

 

Conflictos con la Comida

CONFLICTOS CON LA COMIDA

 

No come, Vomita todo, Ha vuelto a pedirme biberones, No quiere comer sólidos, Mastica pero no traga, En la guardería come pero conmigo no quiere, Sólo consigo si le pongo dibujitos, Rechaza todo tipo de comida

 

¿QUÉ SON ?


La comida es uno de los modos que tienen los niños de relacionarse con el mundo exterior. Al no poder alimentarnos solos sino que es a través de los demás, la comida pasa a convertirse en un modo de relación con los demás. Depende del apetito de cada niño, de su capacidad de separación y su capacidad de exploración, pero también de quien está al otro lado del pecho/biberón/cuchara y de lo que quiere.

Cuando hay conflictos con la comida, tenemos que pensar que existen conflictos que tienen que ver con la relación con los que han sido figuras nutricias (Madre, padre, cuidador…), conflictos con el exterior (Una mudanza repentina, una muerte, un nacimiento de un hermano…) o con el propio cuerpo y su modo de satisfacerse.

 

¿CÓMO SE MANIFIESTA?


Los modos en los que aparecen son a través del rechazo de algunos alimentos o totales, interrupción y regresión, las regurgitaciones y vómitos, la incapacidad para tragar, la intolerancia a comer sólidos… Pero sobretodo la tensión creada entorno a la comida creando a llegar en algunos casos a anorexias infantiles y hospitalización.

Suelen surgir a través de cambios importantes a nivel familiar como mudanzas, entrada en la guardería, tensiones familiares, nacimiento de un hermanito… que precipitan los conflictos que pueda tener el niño con su satisfacción.

 

EL OBJETIVO DE LA TERAPIA

 

Sería en un primer lugar entender por qué ha surgido en ese preciso momento y si tiene que ver con algún acontecimiento ocurrido en la familia. Resulta importante no solo generar deseo en el niño con la comida, sino eliminar las tensiones existentes que han sustituido a los alimentos.

 

Conflictos Corporales

CONFLICTOS CORPORALES

 

“Los médicos dicen que no es físico”, “Se pone enfermo constantemente”, “Somatiza todo lo que le pasa”, “No sabe verbalizar lo que le ocurre”, “Es puro cuerpo”, “No sabe expresarse de otra manera”, “Hay veces que se da golpes”

 

¿QUÉ SON?


Los conflictos corporales son modo de expresión de conflictos internos. Los niños al nacer son casi puramente un cuerpo: Que siente, necesita, se expresa… Pasará un tiempo hasta que un niño pueda aprender a expresarse a través del lenguaje y simbolizar lo que le ocurre.

Hasta entonces, todo lo expresa a través de su pequeño cuerpo. Por este motivo es importante que podamos aprender a leerlo y escucharlo, sobretodo a la hora de percibir que los conflictos que puede sentir (miedo, rabia, dolor, cansancio, tristeza…) puedan expresarse de una manera más adaptativa para él (Tirar un balón contra la pared es distinto que darse golpes por estar frustrado).

 

¿CÓMO SE MANIFIESTA?


Las manifestaciones son muy variadas y dependen de la edad del niño y de su motricidad y capacidad simbólica. A menudo surgen problemas en la piel (Algunos casos de Dermatitis atópicas), otras veces dolores en el estómago, o ponerse enfermo muy a menudo sin causa aparente, y en casos graves Autoagresiones (Como darse cabezazos).

Es importante haber descartado primero problemas médicos para no caer en el error de pensar que algo físico es siempre emocional.

 

EL OBJETIVO DE LA TERAPIA

 

Sería en un primer lugar entender por qué le ocurre y en que situaciones suele ocurrir. De este modo podremos entender y conocer el motivo y darle instrumentos a través del lenguaje, del juego y de la relación con su entorno para poder expresar su malestar de otras maneras.

 

Conflictos en el Vínculo

CONFLICTOS EN EL VÍNCULO

 

“No se porta bien con los demás”, “Pega constantemente”, “Está siempre inseguro de todo”, “No se relaciona con los demás niños”, “Me reta y desafía constantemente”, “Rechaza estar conmigo”, “Está totalmente inhibido”,”No trata bien a los animales”, “Tiene ataques ira y rabia descontrolados”

 

¿QUÉ SON?


Los niños pasan por distintas etapas a lo largo de su desarrollo donde van alcanzando logros en dirección de una mayor autonomía y a la vez un mayor contacto con su entorno. Para ello, los niños aprenden a decir “No”, a enrabietarse para conseguir lo que quieren, a llamar nuestra atención para que les miremos…

Estas conductas van reforzando una manera de relacionarse con los demás, por lo que si en un principio son importante para que puedan ir expresándose, también tenemos que tener en cuenta que pueden volverse rígidas e ineficientes y cristalizarse como un modo estable de relacionarse consigo mismo y con el exterior.

 

¿CÓMO SE MANIFIESTA?


Muchas veces recibimos casos en la consulta sobre, rabietas, celos, desmesura en el control de impulsos, dificultades para tolerar la frustración… Si se intensifican y no hay un límite respecto a esto con otro tipo de salida para el niño, estas conductas se convierten en patrones de relación.

Estos patrones nos hablan de vínculos perjudiciales tanto para el niño como para los de su alrededor. Así por ejemplo tenemos el Trastorno negativista desafiante (TND) o el trastorno disocial donde el modo de vínculo que se establece es a través de oposicionismo, la ira, el desafío, la hostilidad y desobediencia. Esto les dificulta tener una relación con los demás saludable y perjudica la imagen que tienen de ellos mismos.

 

EL OBJETIVO DE LA TERAPIA

 

Sería en un primer lugar entender por qué se ha llegado a esta situación vincular. Los padres a los que escuchamos suelen estar cansados, perdidos, asustados por no saber como ayudar a su hijo y tenemos que entender cómo tanto ellos como su hijo pueden adquirir un nuevo modo de relacionarse y de verse a sí mismos.

 

Dificultados con el Control de Esfínteres

DIFICULTADES CON EL CONTROL DE ESFÍNTERES

 

“Ya debería controlar”, “Desde que nació su hermano se ha vuelto a  hacer pis”, “Retiene la caca”, “No conseguimos quitarle el pañal por la noche”, “No avisa cuando tiene que ir al baño”, “Le da miedo el váter”

 

¿QUÉ SON ?

 

Los trastornos del control de esfínteres son uno de los problemas más comunes en la clínica infantil. Los hitos evolutivos relacionados con la adquisición del control de esfínteres tienen lugar entre los 18 y los 36 meses. Además de la maduración biológica, existen múltiples factores que influyen en esta adquisición: la madurez socioemocional del niño, su capacidad intelectual, los determinantes culturales y las interacciones psicológicas entre el niño y sus padres.
Se considera trastorno cuando más allá de los 4 años, el niño tiene emisiones involuntarias de orina durante el día o la noche (enuresis) o de heces (encopresis) y se evaluará si el hábito nunca fue conseguido (enuresis o encopresis primaria) o si se consiguió, pero debido a alguna situación reciente se ha perdido (enuresis o encopresis secundaria).

 

¿CÓMO SE MANIFIESTAN?


Puede manifestarse con una adquisición tardía o desencadenándose las dificultades después de un suceso o época convulsa para el niño. En ocasiones observamos niños con escapes de heces por rebosamiento, o bien porque han experimentado algún tipo de dolor que les ha producido miedo a volver a sentarse en el inodoro, o bien porque son niños con dificultades para posponer sus actividades y atender su necesidad.

En muchas ocasiones el trastorno puede ser reflejo de una tensión en el niño que no le permite liberar sus emociones, de ahí que sufre o de estreñimiento o por el contrario, la única fuga que encuentra es la evacuación para desahogar sentimientos y situaciones que no es capaz de expresar.

 

EL OBJETIVO DE LA TERAPIA

 

Una vez descartado cualquier explicación orgánica sería en un primer lugar  entender qué sentido pueden estar teniendo estos síntomas en el momento actual del niño  y a través de la terapia poder otorgarle otros instrumentos para que pueda hacer frente a la realidad de otra manera.

 

Dificultades de Apredizaje

DIFICULTADES DE APRENDIZAJE

 

“Le cuesta mucho ponerse a estudiar”, “No se concentra, se le olvida todo”, “Es un niño inteligente pero no rinde”, “Parece que no entiende los conceptos”, “Se distrae en el colegio”, “Tiene que estudiar siempre conmigo”

 

¿QUÉ SON ?


Las dificultades de aprendizaje incluyen un conjunto heterogéneo de alteraciones en las capacidades de lectura, escritura, cálculo y razonamiento cognitivo general. Se entiende que existe una discrepancia entre el rendimiento real y el esperado según la edad madurativa del niño.

Cuando existe una inteligencia adecuada podemos pensar en que se está produciendo un “bloqueo” que no le permite al niño encontrar la estrategia adecuada para responder a la demanda de una manera exitosa y que le está dificultando su relación con los aprendizajes. Relación fundamental para la incorporación del niño al mundo. El origen de ese bloqueo puede derivarse de distintas causas que deberán ser determinadas tras una evaluación minuciosa para diferenciar las causas psicológicas de las posibles causas cognitivas.

 

¿CÓMO SE MANIFIESTAN?


Observamos niños con un ritmo evolutivo lento con alteraciones a nivel cuantitativo pero no cualitativo, es decir los resultados no alcanzan los objetivos propuestos pero no se observan peculiaridades como ocurre en los trastornos del desarrollo. Suelen ser niños con características dependientes, miedo al fracaso, inseguridad y dudas en torno a su capacidad y al concepto de sí mismos. Las relaciones sociales se ven muchas veces afectadas por el sentimiento de inferioridad del niño.
En el caso de dificultades cognitivas observamos dificultades de acceso al léxico, dificultades de lecto-escritura y de conceptos lógico-matemáticos.

 

EL OBJETIVO DE LA TERAPIA

 

Tras la evaluación pertinente, sería determinar las causas de ese “bloqueo” y dotar al niño de las estrategias que le permitan afrontar los aprendizajes de una manera tranquila y no amenazante. Será fundamental una intervención interdisciplinar con otros profesionales como logopedas o psicopedagogos.

 

Duelo Niños

PROBLEMAS DE DUELOS Y PÉRDIDAS

 

“¿Como le hablo a mi hijo de la muerte?” “Desde que murió parece haber perdido las ganas de hacer cosas, ya han pasado muchos meses” “Es como si no quisiera crecer, como si le costara pasar etapas” ”Desde que nos separamos no está bien, hay problemas en el cole, con los amigos, a la hora de dormir…”....


¿QUÉ ES UN PROBLEMA DE DUELO ?


Hablar de duelo es hablar de pérdida, no necesariamente tiene que ser una pérdida física o de un ser querido, en ocasiones la pérdida es de un estado, una situación , un modo de relacionarse.

Freud decía que “crecer es ir haciendo duelos” ( el duelo por el pecho, el pañal, por el cuerpo infantil, por los padres de la infancia…).  

En ocasiones tenemos que ayudar a nuestro niños a afrontar la pérdida de una mascota, un amigo, un colegio, un abuelo, unos padres, un hogar… Las vicisitudes de la vida nos confrontan con numerosas pérdidas, unas muy significativas, otras más sutiles. Es importante saber realizar el proceso de duelo, respetar todas sus fases, porque de lo contario pueden aparecer los síntomas.  

 

¿CÓMO SE MANIFIESTAN LOS PROBLEMAS DE DUELO?


Los problemas de duelo se pueden manifestar:

  • Alteración de funciones básicas: Alimentación, higiene, sueño…
  • Alteraciones comportamentales: Apatía, rabietas, desmotivación, llanto, problemas de concentración, retraimiento…
  • Pérdida de logros ya establecidos: Control de esfínteres, alimentación ( ej. Masticar) , dormir en su cuarto…
  • Psicosomática: dolores de cabeza, dolores de tripa, sensación de ahogo…

 

EL OBJETIVO DE LA TERAPIA


Ayudar al paciente a elaborar la situación en la que ha quedado anudado, pudiendo así retomar su vida de la mejor manera posible y con recursos psíquicos de cara a futuros duelos.

 

Problemas de Escolaridad

PROBLEMAS DE ESCOLARIDAD

 

“No para quieto delante del libro” “No consigue prestar atención” “Llegan notas del profesor de manera repetida” “Se muestra desafiante con el profesor” “Ha suspendido varias asignaturas” “solo estudia lo que le gusta” “sí tiene capacidad pero es que no le da la gana” “Es muy vago” “Esta desmotivado” “Va a repetir” “Hemos cambiado de colegio y sigue igual”…


¿QUÉ ES UN PROBLEMA ESCOLAR ?


Existe un problema escolar cuando el niño no consigue poder desempeñar la tarea que desde la escuela le requieren.

Las dificultades escolares se manifiestan a través de varias vías y suelen deberse a numerosas causas , el factor familiar, socioeconómico y la propia conflictiva intrasubjetiva del niño son algunas de las que han de valorarse a la hora de realizar un buen diagnóstico.

 

¿CÓMO SE MANIFIESTAN LOS PROBLEMAS ESCOLARES?


Los problemas escolares se pueden manifestar en diferentes áreas:

  • En el rendimento académico: Son niños que estudian pero por alguna razón los resultados no son congruentes con el esfuerzo realizado.
  • En la relación con los compañeros y/o con el profesor: Son niños que presentan dificultades a la hora de relacionarse, se muestran inhibidos, agresivos, retadores, reacios…
  • En la actitud frente a la tarea: Parece haber una cierta apatía, desmotivación, falta de atención (TDA), exceso de movimiento (TDH), confusión de letras (dislexia) , problemas de lectoescritura …

 

EL OBJETIVO DE LA TERAPIA

 

El objetivo de la terapia es poder trabajar que dificultades está habiendo a la hora de poder desempeñar la tarea escolar o las relaciones que en el ámbito académico se llevan a cabo.

El trabajo coordinado entre la escuela, los padres y el psocólogo es fundamental a la hora de abordar el problema ya que suele haber que intervenir en estas tres áreas para que el niño consiga desanudar su problemática.

 

Problemas Conductuales

PROBLEMAS DE CONDUCTUALES

 

“ Pareciera mi hijo nos reta todo el rato” “Las rabietas son frecuentes” “ En el colegio dicen que desobedece” “ Nos han llegado notas de que mi hijo pega a otros niños” “ No le invitan a ningún cumpleaños, permanece aislado” “ Miente constantemente” “De un tiempo a esta parte le notamos muy raro”…


¿QUÉ ES UN PROBLEMA CONDUCTUAL ?


Los problemas conductuales aparecen como alteraciones en el comportamiento habitual del niño que responden a una problemática de origen emocional que puede deberse a múltiples factores como son la situación familiar, el contexto socio-educativo del niño , factores de personalidad…

Los niños en la medida que aún no tienen suficiente lenguaje para identificar lo que les ocurre suelen manifestarlo a través del cuerpo en forma de modificaciones en su conducta con la que tratan de expresar sus conflictos internos y las cosas que les ocurren en la vida.

Debemos estar atentos a poder escuchar lo que nos tratan de decir y no interpretarlo como “ganas de fastidiar” o “mala educación”.



¿CÓMO SE MANIFIESTAN LOS PROBLEMAS CONDUCTUALES?


Los problemas conductuales se pueden manifestar de manera diversa, algunas formas son:

  • Rabietas y/o crisis de llanto
  • Confrontación con la autoridad.
  • Baja tolerancia a la frustración
  • Mentiras
  • Celos
  • Peleas

 

EL OBJETIVO DE LA TERAPIA


Ayudar al paciente a entender por qué hace lo que hace pudiéndole ofrecer alternativas más adaptadas  y que le hagan tener recursos para llevar una vida satisfactoria y acorde a su momento evolutivo.  

 

Problemas de Ansiedad, Miedos y Fobias

PROBLEMAS DE ANSIEDAD, MIEDOS Y FOBIAS “Le noto muy ansioso”, “No consigo calmarlo”, “Tiene miedos exagerados”, “Tiene miedo a todo”, “No puede ni acercarse a tocar un perro”, “Tiene pesadillas contantes”, “No consigue concentrarse”, “Está todo el día pegada a mi pierna”, “Es demasiado tímido” … ¿QUÉ SON ? Tanto la ansiedad como el miedo son sensaciones comunes en los niños. Es normal que de pequeños experimentemos una cierta ansiedad (Por ejemplo frente a lo desconocido o algo que nos parece excitante), y miedos a cosas que nos son ajenas y que no sabemos aún o no podemos controlar. De hecho los miedos van evolucionando en la medida en la que crecemos y nos van preparando para la vida. La diferencia la marca la intensidad de estas emociones en relación con la realidad. Donde el miedo o la ansiedad son extremadamente altos por una percepción de daño o peligros que no corresponden con la realidad del niño. Aquí estaríamos hablando de ansiedad grave o fobia. ¿CÓMO SE MANIFIESTAN? Los niños suelen expresar la ansiedad y el miedo a través del cuerpo: Dolores de estómago, cabeza, nauseas, agitación, insomnio, terrores nocturnos, tics, sudoración elevada, impulsividad, falta de concentración, ansiedad por separación… Los niños no saben que es lo que les está pasando pero lo sienten. Por eso tenemos que estar atentos a lo que nos pueden decir con su cuerpo. Si estos miedos y ansiedades persisten, estamos hablando de una fobia. EL OBJETIVO DE LA TERAPIA sería en un primer lugar entender si los miedos son típicos de su edad y tienen sentido en la realidad del niño. En el caso contrario tratamos de entender que sentido tiene el miedo, la ansiedad o la fobia para este niño en concreto y a través de la terapia poder otorgarle otros instrumentos para que pueda hacer frente a la realidad de otra manera.

Problema de Sueño en Niños

PROBLEMAS DE SUEÑO EN NIÑOS

 

“Se despierta durante toda la noche” “Tiene pesadillas” “ Hay algún miedo que no le deja dormir” “Tiene que dormir con nosotros porque sino no consigue concilar el sueño” “Aunque duerme no consigue descansar y parece agotado durante el día”


¿QUÉ ES UN PROBLEMA DE SUEÑO ?


El sueño en los niños es un proceso que ha de ir madurando a lo largo de la infancia, es un proceso que depende , entre otras cosas, de la maduración neurológica por lo que para poder saber si hay un problema o no de sueño tenemos que correlacionar diferentes factores entre ellos el momento evolutivo del niño. Que un bebé de 1 mes se despierte cada dos horas es completamente normal, que un niño de 1 año lo haga tal vez puede indicar que algo está pasando. Qué un niño de 3 años tenga alguna pesadilla es normal, si son todas las noches y muy intensas durante un periodo prolongado de tiempo tal vez tenemos que ver que ocurre.

El irnos a dormir implica muchas cosas, por un lado debemos poder relajar nuestro sistema nervioso, niños que estan sobreestimulados difícilmente consiguen hacer esta tarea.
Por otro lado irnos a dormir también implica abordar la separación momentanea y temporal pero una separación de las figuras de apego y de la realidad  “buenas noches, nos vamos a dormir” no despedimos y nos vamos “a otro mundo”. Este punto en ocasiones genera mucha angustia ante la separación y hay que ver que puede estar pasando.

También durante el sueño se llevan a cabo procesos de reparación y  elaboración de conflictos psíquicos, la memoria se consolida y supone un factor fundamental en el aprendizaje. Las pesadillas entre los 3 y los 6 años son frecuentes ya que los niños estan en el cierre de la primera infancia donde se resignifican los procesos vividos durante esta etapa.  Si son muy intensas o muy frecuentes hay que consultar ya que puede estar habiendo alguna dificultad a la hora de cerrar este proceso y pasar a la siguiente etapa.

 

¿CÓMO SE MANIFIESTAN LOS PROBLEMAS DE SUEÑO?

 

  • Ansiedad y agitación en el momento previo de irse a la cama, cuesta acostarlos.
  • En según que edades, cuesta que duerman solos.
  • Muchos despertares durante la noche.
  • Sueño agitado y poco reparador
  • Inmsomnio

EL OBJETIVO DE LA TERAPIA

 

El objetivo de la terapia es poder trabajar que dificultades esta habiendo a la hora de poder dormir. Se realiza un trabajo conjunto con los padres donde se abordaran por un lado las dificultades del niño así como establecer unas pautas de higiene del sueño que favorezcan el descanso.

 

Trastornos del Desarrollo

TRASTORNOS DEL DESARROLLO

 

“Me han dicho que tiene un retraso madurativo”, “No evoluciona como los otros niños”, “¿Tiene autismo?”, “No le interesan los otros niños”, “Tiene intereses particulares”, “Juega de forma diferente”

 

¿QUÉ SON ?


Los Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD) incluyen un grupo de trastornos que afectan el crecimiento de los niños durante los primeros años de vida. Se trata de un conjunto de alteraciones caracterizadas por retrasos en diferentes áreas del desarrollo, como las habilidades para la comunicación y la interacción social que inciden a su vez en las actividades, intereses y comportamientos de los niños.

El autismo es el trastorno más conocido pero no es el único. Hay que ser muy prudentes en el diagnóstico porque se pueden manifestar rasgos en una etapa temprana que no determinen necesariamente un diagnóstico, por ejemplo rasgos del espectro autista (TEA). Se habla de retraso madurativo cuando el niño no posee las características de la media de los niños de su edad. El retraso afecta a diferentes áreas como el uso del habla, la motricidad, la socialización y el desarrollo cognitivo. Puede que el desarrollo progrese sin impedimento a su propio ritmo hasta llegar a normalizarse.  En ese caso, hablaríamos de un retraso cronológico. Si no existiera ese ritmo, ya implicaría un cuadro de trastorno del desarrollo y no un retraso madurativo, lo que implica una desviación del curso del desarrollo normal.

 

¿CÓMO SE MANIFIESTAN?


Puede notarse desde el nacimiento, o ser imperceptible hasta que el niño ha crecido. Los padres y educadores, entonces, detectan que el pequeño no evoluciona al mismo ritmo que los demás. Los principales síntomas a tener en cuenta son:
-Retraso psicomotor.
-Retraso en el lenguaje: no sostiene la mirada, no hay intención comunicativa, no comienza a hablar.
-Retraso cognitivo.
-No se relaciona con los otros niños.
-Tiene intereses particulares en el juego o no juega.
-Puede estar asociado o no a una discapacidad.

 

EL OBJETIVO DE LA TERAPIA

 

Trás la evaluación pertinente y siempre acompañados de una coordinación multidisplinar, tanto con otros profesionales como con el centro escolar, sería el acompañar a este niño en potenciar el máximo desarrollo de sus capacidades y desde el ámbito psicológico fomentar el interés por el mundo que le rodea respetando los ritmos del niño.